FRITTATTA DE VERDURAS

FRITTATTA DE VERDURAS

La frittata es una especie de tortilla de casi cualquier cosa, perfecta para aprovechar unas sobras de nuestra nevera. Un plato muy consumido en la cocina italiana y en la vegetariana.

Esta frittatta es de tomate, champiñones, espinacas y algún que otro guisante fresco. Pero aquí entra en juego la parte que más nos gusta de la receta, la IMAGINACIÓN. Abre tu nevera y utiliza esas verduras que están más pochas. ¡Innovemos! ¡Atrevámonos!  Y sobre todo, ¡hagamos cocina de aprovechamiento!

Fácil, socorrido y delicioso. ¿Qué más se puede pedir para estos días?


Ingredientes

6 huevos ecológicos grandes

Verduras la gusto

100 g queso feta ecológico (opcional)

Hojas frescas de albahaca

Aceite de oliva virgen

Sal

Pimienta

 

Elaboración

Las verduras para una frittatta pueden ir tanto crudas como ligeramente salteadas o hervidas. Podemos hacer una versión mixta para encontrar en ella diferentes texturas a la hora de comerla.

Ponemos un chorrito de aceite en la sartén y la ponemos al fuego suave. Añadimos las verduras que queramos vayan salteadas. Deben quedar “al dente” y crujientes, no buscamos unas verduras muy pochadas.

Si preferimos que las verduras vayan hervidas, en una olla con agua hirviendo, añadimos nuestros trocitos de verduras (podría ser brócoli, coliflor, bimi o cualquier verdura que os guste con esa textura), solo hay que cocerlas durante 5/10 min si lo que buscamos es una textura crujiente en ellas.

Con todas las verduras elegidas y en el punto de cocción deseado empezamos a preparar la frittata.

Retiramos la sartén del fuego y le añadimos los huevos batidos. Rectificamos de sal y pimienta, y vamos colocando por encima todas nuestras verduras, de forma armoniosa para que nos quede bien bonita. 

Si tenemos en casa sartenes que podamos introducir en el horno, la metemos en el horno a 200º y dejamos que se cuaje el huevo. Este proceso puede tardar unos 10 minutos. Sino, la hacemos perfectamente en la satén a fuego medio bajo y tapada para que cuaje más rápido y quede jugosa.

Al sacarla del horno o del fuego le añadimos unas hojas frescas de albahaca y servimos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *