Etiqueta: vegano

SALSA SHAKSHUKA

SALSA SHAKSHUKA

Es la base y protagonista fundamental de nuestros Huevos Shakshuka, una salsa de tomate muy especiada que podrás introducir en este plato y muchos otros; una pasta, una pizza, unas berenjenas a la parmigiana… En realidad, cualquiera que lleve una base de tomate, al que…

Tortillas de avena y plátano

Tortillas de avena y plátano

Seas o no un amante del dulce, seas o no un apasionado de los desayunos, seas o no un entusiasta de lo healthy; estas tortitas te van a conquistar.

ENSALADA DE ACHICORIA A LA PARRILLA

ENSALADA DE ACHICORIA A LA PARRILLA

Nos encanta la lechuga a la parrilla, y dijimos, ¿por qué no la achicoria? El resultado, todo un éxito. Nos encanta esta ensalada, que hay que servir poco después de asar las achicorias a la parrilla para que conserven el color y la consistencia cuando aun están frescas. El amargor de la achicoria proporciona el equilibrio perfecto al dulzor de las pasas, pero, si no es de tu agrado, puedes sustituirla por lechuga o endivias rojas.

Las especias, como siempre, nuestro gran aliado. En este caso utilizamos curry en polvo, en concreto curry madrás suave, pero si eres de los valientes, deberás optar por uno más intenso. 

 

Ingredientes

4 achicorias rojas pequeñas

1 taza de mijo

¾ tazas de garbanzos cocidos o remojados toda una noche con 1 c de bicarbonato sódico

¼ taza pipas calabaza

1 c curry en polvo

1 c semillas cilantro

1 c semillas mostaza negra

½ c semillas comino

40 g uvas pasas

20 g hierbabuena picada

2 C zumo de lima

3 C AOVE

Sal y pimienta negra

 

Elaboración

Precalentar el horno a 200ºC.

Si los garbanzos no son precocidos, escurrir y enjuagar los garbanzos; ponerlos en una cacerola mediana a fuego medio, cubrirlos con agua fría y dejar que hiervan a fuego muy lento durante 45 minutos o 1 hora, hasta que queden blandos. Escurrirlos de nuevo, colocarlos en un bol sobre papel de cocina y secarlos bien. Quitar el papel de cocina.

Tostar las semillas de cilantro, mostaza y comino en una sartén grande hasta que empiecen a saltar. Utilizar un molinillo de especias o un mortero para molerlas. Añadir al bol con garbanzos junto con la cúrcuma en polvo, una piza de sal y una cucharada de AOVE.  Mezclar bien y colocar los garbanzos sobre una bandeja de horno con papel de hornear. Extender bien y hornear unos 20 minutos o hasta que estén tostaditos, moviéndolos una vez a mitad del horneado con una cuchara de madera. Sacar los garbanzos del horno y dejar enfriar.

Mientras en una olla tostar el mijo unos 5 minutos o hasta que cambie de tono. Añadir entonces 2 tazas de agua y una pizca de sal y llevar a ebullición. Bajar el fuego y cocinar a fuego lento 10-15 o hasta que el agua se evapore por completo y quede suelto. Dejar enfriar.

Calentar una sartén a fuego medio-alto y tostar las pipas de calabaza junto con el curry en polvo. Cuando las pipas empiecen a tostarse añadir el mijo y saltear unos segundos a fuego vivo. Reservar.

Calentar una plancha con estrías a fuego alto. Mientras que se calienta, cortar las achicorias por la mitad a lo largo y colocarlas en un cuenco grande con la cucharada restante de AOVE y una pizca de sal. Mezclar con cuidado y, cuando la placa empiece a humear, colocar las achicorias y asarlas durante unos 30 segundos, hasta que queden marcadas por las estrías, y darles una vuelta una única vez durante la cocción.

Sobre una bandeja o fuente alargada, colocar las achicorias, el mijo con las pipas, los garbanzos crujientes, las pasas y las hojas de menta picadas. Aliñar con zumo de lima recién exprimido y una cucharada de AOVE.

Porridge de avena

Porridge de avena

Uno de los desayunos más rápido, delicioso y nutritivo que puedes hacer. El clásico porridge en su mejor versión.

Cúrcuma latte

Cúrcuma latte

Si no has probado la cúrcuma latte te estas perdiendo algo maravilloso. Una bebida deliciosa y beneficiosa para la salud. Sí, un sueño hecho realidad.

LENTEJAS CON REMOLACHA PICANTE

LENTEJAS CON REMOLACHA PICANTE

El yuzu es un cítrico originario de Asia oriental cuyo sabor está a caballo entre la lima y la mandarina. La corteza y el zumo se emplean habitualmente para aromatizar distintos platos japoneses, incluidas las sopas. Puro lujo asiático. Al ser casi imposible encontrarlo fresco, tendrás que conformarte con su zumo embotellado. Lo encontrarás en tiendas especializadas o por internet. La intensidad de su sabor varía bastante de una marca a otras, por lo que os aconsejamos que lo probéis antes. Si no lo consigues, usa un poco de zumo de lima en su lugar. Ahora, ¡vamos a por la receta completa!

Esta ensalada es muy especial y no solo por las notas de sabor que la componen. Algo más nos llama la atención. Eso es, ¡El COLOR! ¿Habéis oído la recomendación de comer por colores?  Pues esta ensalada es perfecta. Llena de fitonutrientes, que es justo lo que necesitamos. Rojo, morado, verde y con un extra de vitamina C del yuzu.

No os voy a hablar de las propiedades de la remolacha, solo os aconsejo que la incluyáis en vuestra dieta, a no ser que tengáis problemas con los oxalatos. Y a los que os preocupe los azúcares de la remolacha…¡solo os digo que estáis muy equivocados! Y que lo único que puede hacer es ayudaros a regular los azúcares en sangre. Cosa que es muy positiva.


Ingredientes

4 remolachas medianas (400 g aprox.)

1 cebolla roja pequeña (100 g aprox.)

2 C vinagre de Jerez o manzana

4 C AOVE

½ c miel o sirope arce

1 c salsa picante (chile, tabasco o harisha)

1 C zumo yuzu o de lima en su defecto

200 g lentejas de Puy

40 g berros

40 g hojas de acelgas o espinacas baby

Hojas de cilantro

Hojas de menta

Sal y pimienta negra


Elaboración

Si las lentejas no son precocidas, ponerlas en un cazo pequeño y cubrirlas con abundante agua. Llevar a ebullición y dejar que hiervan a fuego lento durante 15 o 20 minutos, hasta que estén cocidas pero mantengan su punto de firmeza. Escurrir bien, traspasarlas a un cuenco grande y, mientras estén todavía calientes, añadir una cucharada de zumo de limón o yuzu y otra de AOVE junto con una pizca de sal y pimienta. Dejar enfriar.

Pelar y cortar remolacha en rodajas de 2-3 mm de grosor. En una olla grande, llevar agua a ebullición y añadir la remolacha. Escaldar entre 3-5 minutos, hasta que esté semi-cocida pero mantenga un punto de firmeza. Enjuagarla bajo un chorro de agua fría y secarla antes de colocarla en un cuenco grande.

Cortar la cebolla en rodajas finas y agregarla al bol junto con el vinagre, el aceite, el endulzante, el toque picante, una cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra. Mezclar cuidadosamente y dejar reposar durante 15 minutos.

Repartir la mitad de la preparación de remolacha en una bandeja grande o una fuente honda. Añadir los brotes verdes y las lentejas. Agregar el resto de remolacha y coronar con las hierbas frescas. Si es necesario aliñar con un chorrito de aceite y servir al momento.

GALLETAS DE PEANUT BUTTER

GALLETAS DE PEANUT BUTTER

Mantecosas, delicadas y con un toque salado delicioso. Estas son las galletas de peanut butter perfectas, veganas y sin gluten, hechas solo con 7 ingredientes en un bol.